Gestión del cambio: Aplicaciones obsoletas

¡Hola mundo!
27 marzo, 2018
Mostrar todo

Hoy en día se habla mucho sobre el cambio tecnológico, introducir tecnología donde no la había, pero hoy no vamos a hablar de esto, sino de aplicaciones obsoletas tecnológicamente. Muchas de las actuales dan servicio a nuestra empresa y no encontramos el momento de migrar. Cuanto mas esperemos más caro nos saldrá.

Los escenarios más habituales que nos encontramos son aplicaciones programadas en lenguajes tales como Visual Basic 6. Varias empiezan a dar problemas con las nuevas plataformas y se migran a C# .NET.

Podemos reducir a dos estrategias para abordar una migración tecnológica:

Migrar en caliente (Sin parada)

En un escenario ideal la mejor opción es hacer un migración en caliente. ¿Qué significa esto? Pues tener una opción donde podamos tener una nueva solución tecnológica que funcione en paralelo. Esto nos permitirá tener una coexistencia de dos entornos en paralelo evitando así una posible parada de nuestras funciones.

Las ventajas de este tipo de migraciones son varias. Entre otras, nos permite tener un sistema que siempre funciona (si es que nuestro programa obsoleto funciona bien…). Lo cual facilita el testing, ya que tenemos un escenario con el que comparar nuestras pruebas. Por otra parte, nos brinda la posibilidad de que el usuario final se adapte de forma progresiva al nuevo programa informático, teniendo siempre esta dualidad de entrada. Esto facilita que se acostumbre a la nueva manera de trabajar. Podemos decir que este tipo de migraciones son poco intrusivas.

Este tipo de migraciones se dan cuando hay un elemento que no es susceptible de un cambio radical, normalmente la base de datos.

Las desventajas de este tipo de migraciones es el escaso margen de maniobra para cambios de mejora de procesos en nuestra aplicación. Debido a lo antes expuesto, la coexistencia de dos puntos de entrada sobre el mismo origen de datos nos cierra a cambios inmediatos, teniendo que posponer los cambios a una segunda fase. Pero supuestamente podremos añadir nuevas funcionalidades que antes eran más costosas de plantear.

Migrar en frío (Con parada o parada parcial)

Hay escenarios en los cuales no es posible hacer una migración paulatina, sino cambiar un porcentaje elevado de nuestro sistema prácticamente de golpe. Este escenario es más frecuente en la compra de productos o soluciones cerradas; o que tienen un desarrollo parcial. También encontramos escenarios donde no se encuentra un producto que se adapte a nuestras necesidades y tengamos que desarrollar a medida dicha solución.

Las ventajas de este tipo de soluciones es que nos permiten tener la oportunidad de mejorar y cambiar procesos de nuestro negocio.

Las desventajas o inconvenientes al hacer un cambio "de golpe", es una migración intrusiva donde existe un día D y empieza nuestro nuevo mundo. Esto requiere que se tenga que poner mucho esfuerzo en nuestros usuarios y su adaptación al cambio.

Como todo en esta vida, no hay que elegir entre negro y blanco, sino que hay una escala de grises y de colores, por tanto, es muy probable que la migración tecnológica de nuestro sistema tenga partes que podamos hacerlas en caliente o en frío.

Para acabar hay que ser conscientes que el "tiempo tecnológico" pasa a una velocidad de vértigo y no somos conscientes de la antigüedad de nuestros sistemas. Pensad de que año es ese sistema y que móvil tenías ese año (si es que lo teníais o existía…)

Y como punto final: Si hacéis el cambio, (que lo haréis, no os engañéis, aceptad la realidad) que sea a mejor y para eso tened visión de futuro, para estar preparados para este tipo de situaciones.

Alex Lloria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *